La Ermita. Rito hispano-mozárabe

 

EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS

Breviario

 

Inicio página

 

Nota previa
En el Breviarium Gothicum de 1775, los domingos «de Cotidiano», siguiendo el esquema del antiguo calendario hispano-mozárabe -coincidente en este punto con el del antiguo del rito romano- se agrupan en dos series: Domingos después de Epifanía (Aparición) y Domingos después de Pentecostés.

Sin embargo, la ordenación del Año Litúrgico vigente para el Rito Hispano-Mozárabe y a la que se adapta el Missale Hispano-Mozarabicum se rige por los principios enunciados en la constitución Sacrosanctum Concilium (nn. 102-111); teniendo presente lo dispuesto en SC nn. 3 y 4) sobre el Año Litúrgico y el Calendario, si bien posee unas disposiciones de orden práctico propias.

En concreto, el ciclo de los domingos «de Cotidiano», empieza el primer domingo tras la Aparición del Señor, se interrumpe el I Domingo de Cuaresma y prosigué desde Pentecostés hasta el I Domingo de Adviento, sin distinguir entre ambos periodos como hace el Breviarium.

Además, el Breviarium cierra el periodo de los domingos posteriores a la Epifanía o Aparición, con el Domingo antes de Cenizas, que no figura como tal en el nuevo calendario, como tampoco el Primer Domingo después de Pentecostés, en que el antiguo calendario celebraba la Santísima Trinidad, que igualmente no se contempla en el actual. Esto implica que la asignación de los oficios del Breviarium al tiempo de Cotidiano puede suponer alguna dificultad en cuanto a seguir un orden equivalente al del Missale Hispano-Mozarabicum.

En efecto, si bien hasta el Domingo anterior al I de Cuaresma podría seguirse la numeración equivalente a la del Misal (Domingos I a VIII), el Domingo antes de Cenizas -si se asigna al Domingo anterior al I de Cuaresma- rompería la serie, al depender de la fecha variable del inicio de la Cuaresma. Lo mismo ocurre con el Domingo antes de los Ayunos de Inicios de Noviembre, que depende de la festividad de san Martín, si bien en este caso al haber sólo formularios para tres domingos para después de Pentecostés (sin contar el Domingo antes de san Juan) no es tan problemático.

Por su parte, el Calendario Litúrgico del Rito Hispano-Mozárabe 2, que se edita todos los años, no ofrece una solución clara, pues hasta el Domingo séptimo después la Aparición sigue el orden del Breviarium, pero desde ahí en adelante simplemente indica: "Oficio de cualquier domingo posterior a Epifanía o Pentecostés". En cambio, la traducción parcial del Breviarium (inédita) 3 de la que nos valemos en La Ermita, sigue el criterio de numerar los domingos desde el I hasta el XIII, finalizando la serie con el Domingo anterior a san Juan. Según esto, el Domingo antes de Cenizas sería el Domingo IX y el Primer Domingo después de Pentecostés o Domingo de la Santísima Trinidad el Domingo X, mientras que el Domingo antes de los ayunos de noviembre, sería el Domingo XIII. De seguir el criterio del Misal, a partir de ese domingo se volverían a utilizar los formularios del Domingo I, hasta llegar al Adviento.

En lo que sigue mantenemos los títulos asignados por el Breviarium, añadiendo el Domingo antes de san Juan, que tanto el Missale como el Breviarium sitúan en el propio de santos, agrupando así, por orden, todos los domingos del tiempo de Cotidiano.

Inicio página

IN PRIMO DOMINICO
POST SANCTUM PENTECOSTEN
IN DIE SANCTISSIMAE TRINITATIS
PRIMER DOMINGO
DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
DÍA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Sapientiæ Salomonis.
Capitulo 1.

R/. Deo gratias.

Diligite justitiam, qui judicatis terram.
Sentite de Domino in bonitate, et in simplicitate cordis quaerite illum: quoniam invenitur ab his, qui non tentant illum: apparet autem eis, qui fidem habent in illum: perversae enim cogitationes separant a Deo: probata autem virtus corripit insipientes: quoniam in malevolam animam non intrabit sapientia, nec habitabit in corpore subdito peccatis. Sanctus enim Spiritus disciplinae effugiet fictum, et avertit se a cogitationibus, quae sunt sine intellectu, et corripietur superveniente iniquitate. Benignus est enim Spiritus sapientiae, et non liberabit maledictum a labiis: quoniam renis illius testis est Deus, et cordis ejus scrutator est verus, et linguae ejus adjutor. Quoniam Spiritus Domini replevit orbem terrarum.

R/. Amen.

Lectura del libro de la Sabiduría
Sab 1,1-7a

R/. Demos gracias a Dios.

Amad la justicia, gobernantes de la tierra, pensad correctamente del Señor  y buscadlo con sencillez de corazón. Porque se manifiesta a los que no le exigen pruebas  y se revela a los que no desconfían de él. Los pensamientos retorcidos alejan de Dios  y el poder, puesto a prueba, confunde a los necios. La sabiduría no entra en alma perversa,  ni habita en cuerpo sometido al pecado. Pues el espíritu educador y santo huye del engaño,  se aleja de los pensamientos necios  y es ahuyentado cuando llega la injusticia. La sabiduría es un espíritu amigo de los hombres  que no deja impune al blasfemo:  inspecciona las entrañas,  vigila atentamente el corazón  y cuanto dice la lengua. Pues el espíritu del Señor llena la tierra.

R/. Amen.

Inicio página

IN SECUNDO DOMINICO
POST SANCTUM PENTECOSTEN
SEGUNDO DOMINGO
DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Ecclesiastici.
Capitulo 7
.

R/. Deo gratias.

Fili, Non te pigeat visitare infirmum: ex his enim in dilectione firmaveris. In omnibus operibus tuis memorare novissima tua, et in aeternum non peccabis.

Non litiges cum homine potente, ne forte incidas in manus illius.
Non contendas cum homine locuplete, ne forte incites tibi litem: multos perdidit aurum atque argentum, et usque cor regum extendit et convertit.
Non litiges cum homine linguato, ne male de progenie tua loquatur.
Ne despicias hominem avertentem se a peccato, neque improperes ei: memento quoniam omnes sumus in correptione:
Ne spernas hominem in sua senectute: etenim haec nobis senescunt.
Noli de mortuo gaudere: sciens quoniam omnes moriemur, et in gaudium volumus venire.
Ne despicias narrationem presbyterorum sapientium; in verbis enim illorum conversare: ab ipsis enim disces doctrinam intellectus, et servare mandata sine querela.

R/. Amen.

Lectura del libro del Eclesiástico
Eclo 7,35-8,1-4a.5b-7.9

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo, no dejes de visitar al enfermo, porque con estas obras te harás querer. En todas tus acciones ten presente tu final, y así jamás cometerás pecado.

No disputes con el poderoso, no sea que caigas en sus manos.
No pelees con el rico, no sea que te venza con su influencia, porque el oro ha perdido a muchos y ha pervertido corazones de reyes.
No disputes con un charlatán, no sea que se burle de tus padres.
No reproches al que se arrepiente del pecado, recuerda que todos somos culpables.
No te burles del anciano, pues también nosotros envejeceremos.
No te alegres de la muerte de nadie, recuerda que todos moriremos.
No desprecies los discursos de los ancianos, que también ellos aprendieron de sus padres; porque de ellos aprenderás inteligencia y a responder cuando sea necesario.

R/. Amen.

Inicio página

IN TERTIO DOMINICO
POST SANCTUM PENTECOSTEN

TERCER DOMINGO
DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Ecclesiastici Salomonis.
Capitulo 9.

R/. Deo gratias.

Fili, Ne derelinquas amicum antiquum: novus autem non erit similis illi.
Vinum novum, amicus novus: veterescet, et cum suavitate bibes illud.
Non zeles gloriam et opes peccatoris: non enim scis quae ventura sit illius subversio.
Non placeat tibi injuria injustorum, sciens quoniam usque ad inferos non placebit impius.
Longe esto ab homine potestatem habente occidendi, et non suspicaberis timorem mortis: et si accesseris ad illum, noli aliquid committere, ne forte auferat vitam tuam.
Communionem mortis scito: quoniam in medio laqueorum ambulas, et super dolentium arma ambulabis.
Secundum virtutem tuam cave te a proximo tuo, et cum sapientibus et prudentibus tracta.
Viri justi sint tibi convivae, et in timore Domini sit gloria tua.

R/. Amen.

Lectura del libro del Eclesiástico
Eclo 9,10-16

R/. Demos gracias a Dios.

Hijo, no abandones a un viejo amigo, pues el nuevo nunca será igual.
Vino nuevo es el amigo nuevo, cuando sea añejo, lo beberás con alegría.
No envidies el auge del pecador, pues no sabes cuál será su fatal desenlace.
No te dejes fascinar por el éxito de los impíos, recuerda que no llegarán impunes al abismo.
Aléjate de quien tiene poder para matar, y no tendrás que temer a la muerte.
Si te acercas a él, no te descuides, no sea que te quite la vida. Mira que caminas entre emboscadas y paseas sobre la muralla de la ciudad.
En cuanto puedas, atiende a tu prójimo y aconséjate con los sabios.
Conversa con los inteligentes y habla siempre de la ley del Altísimo.
Hombres justos compartan tu mesa, y sea tu orgullo el temor del Señor.

R/. Amen.

Inicio página

IN DOMINICA ANTE JEJUNIUM
KALENDARUM NOVEMBRIUM
DOMINGO ANTERIOR A LOS AYUNOS
DE INICIOS DE NOVIEMBRE
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Ecclesiastici Salomonis.
Capitulo 2.

R/. Deo gratias.

Metuentes Dominum sustinete misericordiam ejus: et non deflectatis ab illo ne cadatis.
Qui timetis Dominum, credite illi: Et non evacuabitur merces vestra.
Qui timetis Dominum, sperate in illum: et in oblectatione veniet vobis misericordia.
Qui timetis Dominum, diligite illum, et illuminabit 431 corda vestra.
Respicite filii nationes hominum: et scitote quis speravit in Domino, et confusus est: permansit in mandatis ejus, et derelictus est? et quis invocavit eum, et despexit illum?
Quoniam pius et misericors Deus, et dimittit in tempore tribulationis peccata omnibus exquirentibus se in veritate.
Vae duplici corde, et labiis sceleratis, et manibus malefacientibus; et peccatori terram ingredienti duabus viis.
Vae dissolutis corde, qui non credent Deo: ideo non proteguntur ab eo.
Vae his, qui perdiderunt sustinentiam, et qui dereliquerunt vias rectas, et diverterunt in vias pravas. Et quid facietis, cum aspicere coeperit Dominus?
Qui timent Dominum, non erunt incredibiles verbo ejus: et qui diligunt illum conservabunt viam illius.
Qui timent Dominum, inquirent quae beneplacita sunt illi: et qui diligunt eum, replebuntur lege ipsius.
Qui timent Dominum, parabunt corda sua, et in conspectu illius sanctificabunt animas suas.

R/. Amen.

Lectura del libro del Eclesiástico
Eclo 2,7-17

R/. Demos gracias a Dios.

Los que teméis al Señor, aguardad su misericordia y no os desviéis, no sea que caigáis.
Los que teméis al Señor, confiad en él, y no se retrasará vuestra recompensa.
Los que teméis al Señor, esperad bienes, gozo eterno y misericordia. Porque un don eterno con alegría es su recompensa.
Fijaos en las generaciones antiguas y ved: ¿Quién confió en el Señor y quedó defraudado?, o ¿quién perseveró en su temor y
fue abandonado?, o ¿quién lo invocó y fue desatendido?
Porque el Señor es compasivo y misericordioso, perdona los pecados y salva en tiempo de desgracia.
¡Ay del corazón cobarde, de las manos inertes, y del pecador que va por dos caminos!
¡Ay del corazón desfallecido que no tiene fe, porque no será protegido!
¡Ay de vosotros, los que habéis perdido la esperanza! ¿Qué haréis cuando el Señor venga a visitaros?
Los que temen al Señor no desobedecen sus palabras, los que lo aman siguen sus caminos.
Los que temen al Señor buscan su agrado, los que lo aman cumplen su ley.
Los que temen al Señor tienen el corazón dispuesto, y se humillan delante de él.

R/. Amen.

Inicio página

IN DOMINICO
PRO ADVENTU
SANCTI JOANNIS BAPTISTAE

DOMINGO
POR EL ADVENIMIENTO
DE SAN JUAN BAUTISTA
In Laudibus / En Laudes

Lectio libri Esaiae Prophetae.
Capitulo 40.

R/. Deo gratias.

Consolamini, consolamini populus meus, dicit Dominus Deus vester. Loquimini ad cor Hierusalem, et vocate eam: quoniam completa est malitia ejus, dimissa est iniquitas illius: suscepit de manu Domini duplicia pro omnibus peccatis suis.

Vox clamantis in deserto: Parate viam Domino, rectas facite semitas Dei nostri in solitudine. Omnis vallis exaltabitur, et omnis mons, et collis humiliabitur, et erunt prava in directa, et aspera in vias planas. Et revelabitur gloria Domini, et videbit omnis caro pariter quod os Domini locutum est.

Vox dicentis: Clama. Et dixi: Quid clamabo? Omnis caro foenum, et omnis gloria ejus quasi flos agri. Et siccatum est foenum, et cecidit flos; verbum autem Domini Dei nostri stabit in aeternum.

R/. Amen.

Lectura del libro del profeta Isaías
Is 40,1-6.8

R/. Demos gracias a Dios.

«Consolad, consolad a mi pueblo -dice vuestro Dios-; hablad al corazón de Jerusalén, gritadle, que se ha cumplido su servicio y está pagado su crimen, pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados».

Una voz grita: «En el desierto preparadle un camino al Señor; allanad en la estepa una calzada para nuestro Dios; que los valles se levanten, que montes y colinas se abajen, que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale. Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos juntos -ha hablado la boca del Señor-».

Dice una voz: «Grita». Respondo: «¿Qué debo gritar?». «Toda carne es hierba y su belleza como flor campestre: se agosta la hierba, se marchita la flor, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre».

R/. Amen.


1. Breviarium Gothicum, ff. 424. 427; 429; CCXLVII-CCXLVIII; 430-431, respectivamente.
Traducción y referencias bíblicas:
Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011.
2. Aguilera López, Salvador, Ivorra Robles, Adolfo. Calendario Litúrgico del Rito Hispano-Mozárabe. Instituto Superior de Estudios Teológicos "San Ildefonso", Toledo (edición anual).
3. Gómez-Chacón y Díaz Alejo, Balbino, Oficio Divino. Liturgia de las Horas según el Rito Hispano-Mozárabe. Tomo IV: Tiempo de Cotidiano (obra inédita facilitada a La Ermita en febrero de 2016).

 

Índice Oficio DivinoInicio página

ÍNDICE GENERAL DE "LA ERMITA"

© La Ermita - España MMXVIII