Rito Hispano-mozárabe

TEXTOS LITÚRGICOS

RITO HISPANO-MOZÁRABE

Textos propios de la Misa de los santos Adrián, Natalia y compañeros.

 

Misa en Rito Hispano-Mozárabe


 

Prælegendum / Canto de entrada Eclo 25,8; 26,19; Sal 33,16
Glória iustórum amor Dei, et grátia super grátiam múlier sancta et pudoráta, allelúia. La gloria de los justos es el amor de Dios, y es gracia sobre gracia la mujer santa y pudorosa, aleluya.
V/. Óculi Dómini super iustos, et aures eius ad preces eórum.
R/.
Et grátia super grátiam múlier sancta et pudoráta, allelúia.

V/. Glória et honor Patri et Fílio et Spirítui Sancto, in sæcula sæculórum. Amen.
R/.
Et grátia super grátiam múlier sancta et pudoráta, allelúia.

V/. Los ojos de Dios están puestos en los justos, y sus oídos abiertos a sus peticiones.
R/.
Y es gracia sobre gracia la mujer santa y pudorosa, aleluya.

V/. Gloria y honor al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.
R/.
Y es gracia sobre gracia la mujer santa y pudorosa, aleluya.

Inicio página

Oratio post Gloriam / Oración después del Gloria
Omnípotens sempitérne Deus, præsta nobis, ut obténtu beatórum mártyrum tuórum Adriáni atque Natáliæ salvémur in mundo, qui repausátio sanctis tuis exstitérunt in ergástulo.

Et qui plagis beatórum exhibuérunt diligéntiam, peccántibus curam prórogent indeféssis.
R/.
Amen.

Dios todopoderoso y sempiterno, concédenos que seamos salvos en el mundo por obra de tus santos mártires Adrián y Natalia, que fueron en la cárcel alivio grande para sus compañeros.

Y como se preocuparon diligentemente por las llagas de los santos, acudan también a cuidar a los pobres pecadores.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página


LITURGIA VERBI / LITURGIA DE LA PALABRA

Prophetia / Profecía Prov 4,18; 31,10-23.25-29.31
Léctio libri Proverviórum.
R/. Deo grátias.
Lectura del libro de los Proverbios..
R/. Demos gracias a Dios.
Fili:

Iustórum autem sémita quasi lux splendens
procédit et crescit usque ad perféctam diem.
Mulíerem fortem quis invéniet?
Longe super gemmas prétium eius.
Confídit in ea cor viri sui et spóliis non indigébit.
Reddat ei bonum et non malum ómnibus diébus vitæ suæ.
Quæsívit lanam et linum
et operáta est delectatióne mánuum suárum.
Facta est quasi navis institóris
de longe portans panem suum.
Et de nocte surréxit
dedítque prædam domésticis suis
et cibária ancíllis suis.

Considerávit agrum et emit eum;
de fructu mánuum suárum plantávit víneam.
Accínxit fortitúdine lumbos suos
et roborávit bráchium suum.
Gustávit et vidit quia bona est negotiátio eius;
non exstinguétur in nocte lucérna eius.
Manum suam misit ad colos,
et dígiti eius apprehendérunt fusum.
Palmas suas apéruit ínopi
et manum suam exténdit ad páuperem.
Non timébit dómui suæ a frigóribus nivis:
omnes enim doméstici eius vestíti sunt duplícibus.
Stragulátam vestem fecit sibi;
byssus et púrpura induméntum eius.

Nóbilis in portis vir eius,
quando séderit cum senatóribus terræ.
Fortitúdo et decor induméntum eius,
et ridébit in die novíssimo.
Os suum apéruit sapiéntiæ,
et lex cleméntiæ in lingua eius.
Considerávit sémitas domus suæ
et panem otiósa non comédit.
Surrexérunt fílii eius et beatíssimam prædicavérunt,
vir eius et laudávit eam:
«Multæ fíliæ fórtiter operátæ sunt,
tu supergréssa es univérsas».
Date ei de fructu mánuum suárum,
et laudent eam in portis ópera eius.

R/. Amen.

Hijo:

La senda del justo es aurora luminosa,
crece su luz hasta hacerse mediodía;
Una mujer fuerte, ¿quién la hallará?
Supera en valor a las perlas.
Su marido se fía de ella,
pues no le faltan riquezas.
Le trae ganancias, no pérdidas,
todos los días de su vida.
Busca la lana y el lino
y los trabaja con la destreza de sus manos.
Es como nave mercante
que importa el grano de lejos.
Todavía de noche, se levanta
a preparar la comida a los de casa
y repartir trabajo a las criadas.

Examina un terreno y lo compra,
con lo que gana planta un huerto.
Se ciñe la cintura con firmeza
y despliega la fuerza de sus brazos.
Comprueba si van bien sus asuntos,
y aun de noche no se apaga su lámpara.
Aplica sus manos al huso,
con sus dedos sostiene la rueca.
Abre sus manos al necesitado
y tiende sus brazos al pobre.
Si nieva, no teme por los de casa,
pues todos llevan trajes forrados.
Ella misma se hace las mantas,
se viste de lino y de púrpura.

En la plaza respetan al marido
cuando está con los jefes de la ciudad.
Se viste de fuerza y dignidad,
sonríe ante el día de mañana.
Abre la boca con sabiduría,
su lengua enseña con bondad.
Vigila la marcha de su casa,
no come su pan de balde.
Sus hijos se levantan y la llaman dichosa,
su marido proclama su alabanza:
«Hay muchas mujeres fuertes,
pero tú las ganas a todas».
Cantadle por el éxito de su trabajo,
que sus obras la alaben en público.

R/. Amén.

Inicio página

Psallendum / Salmo de meditación Sal 65,12.10-11
Transívimus per ignem et aquam, et induxísti nos in refrigério. Atravesamos por fuego y por agua, pero nos has dado respiro.
V/. Probásti nos, Deus, sicut probátur argéntum; posuísti tribulatiónes in dorso nostro.
R/. Et induxísti nos in refrigério.
V/. Oh Dios, nos pusiste a prueba, nos refinaste como refinan la plata, nos echaste a cuestas un buen fardo.
R/.
Pero nos has dado respiro.

Inicio página

Apostolus / Apóstol Rom 8,12-21
Epístola Pauli apóstoli ad Romános.
R/.
Deo grátias.
Epístola del apóstol Pablo a los romanos.
R/.
Demos gracias a Dios.
Fratres:

Debitóres sumus non carni, ut secúndum carnem vivámus. Si enim secúndum carnem vixéritis, moriémini; si autem Spíritu ópera córporis mortificátis, vivétis.

Quicúmque enim Spíritu Dei agúntur, hi fílii Dei sunt. Non enim accepístis spíritum servitútis íterum in timórem, sed accepístis Spíritum adoptiónis filiórum, in quo clamámus: «Abba, Pater».

Ipse Spíritus testimónium reddit una cum spíritu nostro, quod sumus fílii Dei. Si autem fílii, et herédes: herédes quidem Dei, coherédes autem Christi, si tamen compátimur, ut et conglorificémur.

Exístimo enim quod non sunt condígnæ passiónes huius témporis ad futúram glóriam, quæ revelánda est in nobis.

Nam exspectátio creatúræ revelatiónem filiórum Dei exspéctat; vanitáti enim creatúra subiécta est, non volens sed propter eum, qui subiécit, in spem, quia et ipsa creatúra liberábitur a servitúte corruptiónis in libertátem glóriæ filiórum Dei.

R/. Amen.

Hermanos:

Somos deudores, pero no de la carne para vivir según la carne. Pues si vivís según la carne, moriréis; pero si con el Espíritu dais muerte a las obras del cuerpo, viviréis.

Cuantos se dejan llevar por el Espíritu de Dios, esos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud, para recaer en el temor, sino que habéis recibido un Espíritu de hijos de adopción, en el que clamamos: «¡Abba, Padre!».

Ese mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios; y, si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo; de modo que, si sufrimos con él, seremos también glorificados con él.

Pues considero que los sufrimientos de ahora no se pueden comparar con la gloria que un día se nos manifestará.

Porque la creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios; en efecto, la creación fue sometida a la frustración, no por su voluntad, sino por aquel que la sometió, con la esperanza de que la creación misma sería liberada de la esclavitud de la corrupción, para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios.

R/. Amén.

Inicio página

Evangelium / Evangelio Mt 5,1-12 (2)
Léctio sancti Evangélii secúndum Matthæum.
R/.
Glória tibi, Dómine.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
R/.
Gloria a ti Señor.
In illo témpore:

Dóminus noster Iesus Christus, videns autem turbas, ascéndit in montem; et cum sedísset, accessérunt ad eum discípuli eius; et apériens os suum docébat eos dicens:

«Beáti páuperes spíritu, quóniam ipsórum est regnum cælórum.

Beáti, qui lugent, quóniam ipsi consolabúntur.

Beáti mites, quóniam ipsi possidébunt terram.

Beáti, qui esúriunt et sítiunt iustítiam, quóniam ipsi saturabúntur.

Beáti misericórdes, quia ipsi misericórdiam consequéntur.

Beáti mundo corde, quóniam ipsi Deum vidébunt.

Beáti pacífici, quóniam fílii Dei vocabúntur.

Beáti, qui persecutiónem patiúntur propter iustítiam, quóniam ipsórum est regnum cælórum.

Beáti estis cum maledíxerint vobis et persecúti vos fúerint et díxerint omne malum advérsum vos, mentiéntes, propter me. Gaudéte et exsultáte, quóniam merces vestra copiósa est in cælis».

R/. Amen. 

En aquel tiempo:

Al ver nuestro Señor Jesucristo el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo:

 «Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

R/. Amén. 

Inicio página

Laudes Sal 83,5
Allelúia.

Aleluya.

V/. Beáti qui hábitant in domo tua, Dómine, in sæcula sæculórum laudábunt te.
R/.
Allelúia.
V/. Dichosos los que viven en tu casa, alabándote siempre.
R/.
Aleluya.

Inicio página

Sacrificium / Canto del Ofertorio Éx 35,29; 15,11
Omnes viri atque mulíeres mente devóta obtulérunt donária ut fíerent ópera quæ iússerat Dóminus per manum Móysi cunctis fíliis Ísrael voluntárie, allelúia. Todos, varones y mujeres, ofrecieron sus dones devotamente, para cumplir lo prescrito por Dios por medio de Moisés, a todos los hijos de Israel, según su voluntad, aleluya.
V/. Quis símilis tibi in diis, Dómine, quis símilis tibi, gloriósus in sanctis, mirábilis in maiestátibus, fáciens prodígia?.
R/. Cunctis fíliis Ísrael voluntárie, allelúia.
V/. ¿Quién semejante a ti, Señor, entre los dioses? ¿Quién semejante a ti en la gloria de tu santuario, admirable en tu majestad, obrador de milagros?
R/. A todos los hijos de Israel, según su voluntad, aleluya.

Inicio página

Oratio Admonitionis / Monición sacerdotal
Adriáni beatíssimi atque Natáliæ, dilectíssimi fratres, hodiérno die et prædicánda nobis et assequénda exémpla sunt; qui concéptu Sancti Spíritus pleni, dum concéssa inter se coniúgii connúbia servant, Christo nuptúri spiritálem thálamum in suis córdibus parant, cum et in illo glória fúerit dimicándi, et in illa felícitas obsequéndi.

Illum fidélis virórum turba concélebret, hanc femíneus chorus hymnídicet.
Illum viri ad vincéndum in sui imitatióne propónant, hanc féminæ in obsequéndo imitábilem hábeant.
Sit in illo viris exémplum contemnéndi humána, sit in hanc féminis famulándi próbitas assequénda.
Per illum viri assuéscant mundum despícere, per istam doceántur féminæ suis viris obtemperáre.
Discant per illum viri subíre certámina passiónis, discant per istam féminæ obœdíre passúris.
Quorum utrorúmque exémplis incitáti a virtútibus, et per illum superémus vítia per quem devíctæ sunt pœnæ, et per istam obséquii capiámus mercédem, per quam sanctórum curátæ sunt plagæ.

R/.
Amen.

Queridos hermanos, en este día tenemos que proclamar e imitar los ejemplos de los santos Adrián y Natalia, que siguiendo la inspiración del Espíritu Santo, conservando las nupcias que contrajeron, preparan en sus corazones un tálamo espiritual para unirse a Cristo, poniendo Él su gloria en el combate, mientras para ella la felicidad consiste en obedecer.

Celebren a aquél el grupo leal de los varones, entonen sus himnos a ésta el coro de las mujeres.
Pongan a aquél los varones como ejemplo que imitar para vencer, las mujeres imiten a ésta en su forma de obedecer.
Hallen los hombres en él un ejemplo para despreciar lo humano, tengan en ella las mujeres un motivo para ejercer la amabilidad en el servicio.
Acostúmbrense los hombres, mirándole, a despreciar el mundo, aprendan en ella las mujeres a obedecer a sus maridos.
Aprendan por él los varones a sufrir las luchas del martirio, y las mujeres aprendan de ella a obedecer a los que tienen que padecer.
Y así, animados por los ejemplos y las virtudes del uno y de la otra, por él venzamos a los vicios, como él venció los tormentos, y por ella alcancemos la merced del servicio, como ella curó las llagas de los santos.
R/. Amén. 

Auxiliánte Dómini nostro Iesu Christo, cuius arma victrícia pérmanent per numquam finíta sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
 

Inicio página

Alia / Oración entre los Dípticos
Ætérnæ et inæstimábilis Deus summe, in quo beatíssima fámula tua Natália veheménti gáudio exsultávit, cum sibi coniúnctum beatíssimum Adriánum ad te convérsum tota fídei devotióne cognóvit; tu nos in te credéntes ac de te sperántes, utrorúmque précibus salva, utrorúmque étiam suffragatióne iustífica.

Ille nos exémplo suo fortióres effíciat; hæc et curándos regat, et curátos tibi exhíbeat.
Per illum torpens ad virtútem ánimus excitétur, per hanc vúlnerum ábdita medeántur.
Suscitándos ille suscípiat, quos visitándos ista custódiat.
Ille curátis glóriam, hæc curándis adhíbeat medicínam.
Cólligat ille quos ista non réprobet, curétque ista quos ille gloríficet.
Quo per utrósque sic curándis adhibeátur salvátio, ut curátis donétur ætérnæ glóriæ plenitúdo.

R/.
Amen.

Dios sumo, eterno e inescrutable, en quien se alegró con gozo vehemente tu santa sierva Natalia cuando conoció que su esposo Adrián se había convertido a ti tan plenamente; sálvanos por las preces de ambos, a los que en ti creemos y esperamos, y santifícanos con sus aportaciones.

Él, con su ejemplo, nos haga más fuertes, ella guíe a los que tienen que curarse y se muestre a los que están curados.
Por él se anime a la virtud el ánimo renqueante, por ella queden curadas nuestras heridas hasta lo más profundo.
Reciba él a los que han de levantarse, guarde ella a los que necesitan ser visitados.
Otorgue él la gloria a los curados, aplique ella los medicamentos a los que están por curar.
Recoja él a los que ella no aparte, y cure ella a los que él ha de glorificar.
Así, por uno y otra, reciban su salvación los que van a curarse, y a los curados, se les dé la plenitud de la gloria eterna.
R/. Amén. 

Per misericórdiam tuam, Deus noster, in cuius conspéctu sanctórum Apostolórum et Mártyrum, Confessórum atque Vírginum nómina recitántur.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, en cuya presencia recitamos los nombres de los santos Apóstoles y Mártires, Confesores y Vírgenes.
R/. Amén.

Inicio página

Post Nomina / Oración después de los Dípticos

Iesu Dei Patris Fílus, qui es et victória mártyrum et coróna victórum; in hoc sanctórum tuórum Adriáni atque Natáliæ festo concéde offeréntibus indulgéntiam pro delíctis, et sepúltis beatórum adunári consórtiis.
Ut tam nos quam illi, cum eis in futúra vita mereámur habére partem, cum quibus idem tuus beatíssimus Adriánus a gentíli convérsus erróre, sua vóluit annotári professiónem.

R/.
Amen.

Jesús, Hijo de Dios Padre, que eres victoria de los mártires y corona de los vencedores, en esta fiesta de tus santos mártires Adrián y Natalia, concede a los oferentes el perdón de los pecados, y a los difuntos, unirse a la compañía de los santos.
Para que lo mismo nosotros que ellos merezcamos tener parte con tus santos en la vida futura, con los que el mismo Adrián, convertido del error de la paganía, quiso ser anotado en su profesión.
R/. Amén.

Quia tu es vita vivórum, sánitas infirmórum ac réquies ómnium fidélium defunctórum in ætérna sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos, y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Pacem / Oración de la Paz
Deus, qui beatos mártyres tuos Adriánum atque Natáliam coniugáli fœdere copulátos ad tantam glóriam provexísti, ut et ille patiéndi múnere et hæc locupletarétur obsequéndi mercéde; præsta nobis ut devíctis vitiórum carnálium incentívis, atque perfécte coram te exhibéntes nostræ mystérium servitútis, munéribus ditémur a te pacis ætérnæ atque dulcédinis.
Quo ita tibi placábiles simus caritátis ex ópere, ut illic post tránsitum, qua idem sancti requiéscunt, iucundémur in pace.

R/.
Amen.

Dios, que a tus santos mártires Adrián y Natalia, unidos en matrimonio, exaltaste a tanta gloria que él alcanzó el don de padecer, y ella quedó enriquecida con el don del servicio. Concédenos que, vencidos los incentivos de los vicios carnales y cumpliendo perfectamente en tu presencia el oficio de nuestro servicio, quedemos dotados por ti con los dones de la paz eterna y de la dulzura.
Así te complaceremos con nuestras obras de caridad, para que allí, después de nuestra muerte, nos alegremos con la misma paz en que descansan los santos.
R/.
Amén.

Quia tu es vera pax nostra et cáritas indisrúpta, vivis tecum et regnas cum Spíritu Sancto, unus Deus, in sæcula sæculórum.
R/. Amen.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible; tú, que vives contigo mismo y reinas con el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página

Illatio / Acción de gracias
Dignum et iustum est, nos tibi semper grátias ágere, Dómine, sancte Pater, ætérnæ omnípotens Deus, per Iesum Christum, Fílium tuum, Dóminum nostrum.

Qui beatíssimo Adriáno cum suis sóciis, et certándi confidéntiam, et remuneratiónis exhíbuit glóriam; quique tanto fídei ardóre arcánum péctoris fámulæ suæ Natáliæ illustrávit, ut quæ non excépit martýrium, martýrii tamen cónsequi mererétur efféctum; cum martýrium, quod perférri ab hoste non tímuit, céteris sanctis prædicatiónis verbo amábile fecit.

Illa quippe dum pietátis exhíbuit cultum, pietátis capit præmium.
Et dum miseratiónis impéndit solátium, ad misericórdiæ pervénit usque efféctum; quia quibus quantísque compassiónis atque solátii exhíbuit verbum, cum tot tantísque commúne créditur suscepísse martýrium.

Ac proínde digna et venerábilis fémina sanctis ómnibus óbsequens, cum ómnibus pátiens, cum ómnibus gáudens, communitérque cum ómnibus regna cæléstia tenens, exaudiátur pro nobis a te, Deus Pater clemens atque sanctíssime.
Quo per eam et facinórum careámus illécebris, et regnum teneámus cum tuis ómnibus sanctis.

Cui mérito omnes Ángeli et Archángeli, Throni, Dominatiónes et Potestátes non cessant clamáre atque dícere:

Es digno y justo que te demos siempre gracias, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Él mostró la gloria del premio y la confianza en el triunfo a san Adrián y sus compañeros, e iluminó con una fe tan ardorosa la profundidad del corazón de tu sierva Natalia que ella que no recibió el martirio percibió sus efectos, haciendo amable con sus palabras a los demás santos el suplicio que ella no temía, aunque el enemigo pudiera condenarla.

Pues ella, dedicada a la piedad, alcanzó el premio de la piedad, alcanzó el permio de la piedad. Y mientras imparte el consuelo de la misericordia, llega hasta el efecto de la misericordia, llega hasta el efecto de la misericordia, porque a todos y cada uno de los que llevó una palabra de compañía y consuelo, con todos y cada uno es creencia común que recibió el martirio.

Y por eso, la digna y venerable mujer, sirviendo a todos los santos, padeciendo con todos y alegrándose con todos, alcanzando en común con todos los reinos celestiales, merezca ser oída por ti, Dios Padre, clemente y santísimo, cuando interceda por nosotros.
Así, por ella, se alejen de nosotros las asperezas pecaminosas y alcancemos el reino con todos tus santos.

Con razón todos los Ángeles y Arcángeles, Tronos, Dominaciones y Potestades no cesan de aclamarte, diciendo:

Inicio página

Post Sanctus / Oración después del Sanctus
Vere sanctus, vere benedíctus Dóminus noster Iesus Christus Fílius tuus, qui ita fervóre ignis sui sanctórum corda inflámmat, ut sit illis omne quod cúpiunt lícitum, liceátque eis implére quod cúpiunt, dum ea cúpiunt implére quæ sancta sunt.

Étenim Natália sanctórum vúlnera curans, eorúmque in passiónibus, non in crudelitáte, sed compassióne exsúltans, cum per últimam mortis senténtiam Adriánus cum sóciis suis passúri essent lethále exítium, cucúrrit illa ad virum et, deséctam córporis eius manum, sibi amóris usurpávit in signum, ut ea pars membri in qua significabátur efféctus óperis, esset illi pro mentióne in solátio caritátis; quo per hanc amor viri semper in eius víveret corde, et veram quodámmodo eius præséntiam retinéret.

Sit ex hoc glória tibi, Pater omnípotens, qui tot benefícia ancíllæ tuæ erga sanctos exhíbita remuneratúrus aspíciens, lacrimísque eius ineffábili pietáte respóndens, illórum eam glorióso cœtui aggregásti, quorum idem hic degens plagis curatiónem exhíbuit.

Per Christum Dóminum ac Redemptórem ætérnum.

Santo y bendito es en verdad nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que así inflama con fuego ardoroso los corazones de sus santos, que todo lo que desean les sea lícito, y les sea lícito alcanzar todo lo que desean, porque lo que quieren alcanzar es la santidad.

Pues Natalia, que curaba las heridas de los santos y con ellos se gozaba en sus martirios, no por crueldad sino por compasión, cuando recibida la sentencia definitiva, Adrián y sus compañeros eran llevados a la muerte, corre ella hacia su marido, y se queda como signo de amor con la mano cortada de su amado, de forma que aquella parte del cuerpo que significa el efecto de las obras, le sirviera de recuerdo y consuelo amoroso; y así el amor del marido viviera siempre en su corazón, manteniendo de algún modo su presencia.

Que obtengas tú la gloria del martirio, Padre todopoderoso, que mirando todos los beneficios que tu sierva prestó a tus santos, deseas remunerarla, y respondiendo a sus lágrimas con inefable piedad, la agregaste al glorioso grupo de los que, viviendo todavía en este mundo, habían sido objeto de sus desvelos al curar sus llagas.

Por Cristo, Señor y Redentor eterno.

Inicio página

Post Pridie / Invocación

Has tibi, Dómine, in sollemnitáte tuórum sanctórum Adriáni atque Natáliæ víctimas offeréntes, acclíni te supplicatióne rogámus, ut eórum intercedéntibus méritis, des véniam nostris peccátis, ac benedictiónem his impértias sacrifíciis, quo, exémplo Natáliæ, quæ viri sui sánguine se lætabátur perúnctam, nos quoque de córpore et sánguine unigéniti Fílii tui libántes, consecútos nos gaudeámus Spíritus unctiónem intérnam, et misericórdiam copiósam.
R/.
Amen.

Al ofrecerte, Señor, esta víctima, en la solemnidad de tus santos Adrián y Natalia, te rogamos humildemente que por sus méritos nos concedas el perdón de los pecados, e impartas tu bendición a estos sacrificios, con lo que a ejemplo de Natalia, que se alegraba de estar ungida por la sangre de los mártires, también nosotros, que libamos el cuerpo y la sangre de tu unigénito Hijo, nos gocemos de haber conseguido la unción interior del Espíritu y tu misericordia copiosa.
R/.
Amén.
Te præstánte, sancte Dómine, quia tu hæc ómnia nobis indígnis servis tuis valde bona creas, sanctíficas, vivíficas, ac præstas nobis, ut sint benedícta a te Deo nostro in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Concédelo, Señor santo, pues creas todas estas cosas para nosotros, indignos siervos tuyos, y las haces tan buenas, las santificas, las llenas de vida, las bendices y nos las das, así bendecidas por ti, Dios nuestro por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Ad Orationem Dominicam / Introducción al Padre nuestro
Deus, qui peccatóres sine mérito salvas, et iustos ex grátia præcedénte gloríficas; quique Adriánum ex infidelitáte revocásti ad fidem, et Natáliam obsequiáli coronásti ex múnere; nostris, quæsumus, in eórum festo et iniquitátibus parce, et spiritáli nos ardóre succénde.
Quo spiritáliter accénsi in íntimis, ad te proclamémus e terris:
Dios, que salvas a los pecadores sin mérito alguno por su parte, y glorificas a los justos por tu gracia precedente; que llamaste a los justos por tu gracia precedente; que llamaste a la fe a Adrián desde la infidelidad, y coronaste a Natalia con el don del servicio; te rogamos, en su fiesta, que perdones nuestras maldades y nos enciendas con ardor espiritual.
Así, con fervor interior, podamos proclamar desde la tierra:

Inicio página

Benedictio / Bendición
Omnípotens Dóminus respíciat vota vestra, qui Adriánum martýrii palma et Natáliam obsequéndi glorificávit ex grátia.
R/.
Amen.
El Señor todopoderoso que glorificó a Adrián con la palma del martirio y a Natalia por la gracia de la disponibilidad, mire con buenos ojos vuestras ofrendas.
R/. Amén.
Illórum quoque vos suffrágio tueámini quorum plagis Natália famulátus sui depéndit obséquio.
R/.
Amen.
Que os defienda también la ayuda de aquellos a cuyas llagas dedicó Natalia el obsequio de sus servicios.
R/.
Amén.
Ut in præséntis diéi sollemnitáte ovántes, et hic et in futúro eórum gáudii mereámini esse partícipes.
R/.
Amen.
Para que proclamando la solemnidad de este día, aquí y en el futuro merezcáis ser partícipes de su gozo
R/.
Amén.
Per misericórdiam ipsíus Dei nostri, qui est benedíctus et
vivit et ómnia regit in sæcula sæculórum.

R/.
Amen.
Por la misericordia del mismo Dios, nuestro, que es bendito y vive y todo lo gobierna por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

Inicio página

Completuria / Oración conclusiva
Compléntes, Dómine, sacrificiórum hódie sollémnia, ac missárum adimpléntes offícia, agéntes tibi grátias, pétimus ac rogámus ut nos quoque a malis ómnibus cleménter erípias.
R/. Amen.

Al acabar hoy, Señor, la solemnidad de estos sacrificios, completados los oficios de la misa, dándote gracias te pedimos y rogamos que nos apartes con clemencia de todos los males. R. Amén.
R/. Amén.

Per misericórdiam tuam, Deus noster, qui es benedíctus et vivis et ómnia regis in sæcula sæculórum.
R/.
Amen.
Por tu misericordia, Dios nuestro, que eres bendito y vives y todo lo gobiernas por los siglos de los siglos.
R/.
Amén.

Inicio página


1. Las partes variables de la misa que aquí se ofrecen (textos eucológicos, cantos y lecturas) junto al Ordinario (Liber Offerentium u Oferencio) permiten componer la misa completa. Los textos latinos son los oficiales y están tomados del Missale Hispano-Mozarabicum II (pp. 348-355) y del Liber Commicus II (pp. 119-122). Los textos bíblicos en español están tomados de la Sagrada Biblia, versión oficial de la Conferencia Episcopal Española. BAC, Madrid 2011. Las oraciones en español están tomadas de www.lexorandies.blogspot.com.

(Se recuerda que hasta la fecha no existe misal oficial en español).

2. Mt 5,1-12a. N. de La Ermita.

 

 

Índice LiturgiaInicio página

© La Ermita. España MMXIV